LA VERDADERA BATALLA DE FORTNITE

Como en una novela, todo empezó cuando Epic Games, la empresa creadora del famoso juego Fortnite, quiso eludir a la mega Apple, ya que ésta se queda el 30% de los ingresos generados por las empresas que pasan por la App Store para distribuir sus aplicaciones a los consumidores en los dispositivos de la marca, desde los iPhones hasta las tabletas iPads.

Para Epic Games, este porcentaje es demasiado alto, por lo cual intentó recientemente eludir el sistema de pago de iOS (el sistema operativo), entonces Apple eliminó de inmediato el popular juego.

Una vez suspendido el juego, Epic Games reaccionó presentando una denuncia contra Apple y su “impuesto tiránico” por abuso de posición dominante.

En una primera instancia judicial, la jueza de California Yvonne González Rogers, decidió que Apple no puede excluir a la compañía editora de Fortnite de su programa para desarrolladores, pero le dio la razón sobre la retirada del videojuego de la App Store, su tienda de aplicaciones.

“En lo que concierne a los juegos de Epic Games, incluido Fortnite, no se ha demostrado que Epic Games haya sufrido un daño irreparable”, dijo la jueza en una orden emitida el lunes por la noche.

La compañía editora “parece haberse puesto a sí misma en esta difícil situación”, añadió la magistrada, ya que violó los términos del contrato con Apple.

Apple es acusada regularmente de comportamiento monopólico, porque es la única que define los términos de una plataforma ineludible para llegar a los usuarios de los productos de la marca, donde es a la vez juez y parte.

La próxima audiencia está prevista para el 28 de septiembre. Como en toda novela, habrá que esperar al próximo capitulo.